Reseña: Si El Amor Es Una Isla - Esther Sanz

Título: Si El Amor Es Una Isla (Silence Hill #1)
Autor: Esther Sanz
Editorial: V&R
Fecha de Lanzamiento: Julio de 2016 (Argentina)


Sinopsis: Dicen que una isla es el lugar ideal para perderse. Yo tuve que llegar al inhóspito Sark, un islote con quinientas almas en el canal de la Mancha, para encontrarme a mí misma.Todo empezó una mañana gris de octubre cuando por fin conseguí que una embarcación me llevara desde la isla vecina de Guernsey. El mal tiempo había impedido que ningún ferry se aventurara en aquel mar revuelto desde hacía días. Finalmente logré convencer a un pescador, que salía a faenar temprano, para que me acercara a Sark. El trayecto me costó el sueldo de una semana, pero llegaba con dos días de retraso y temía perder el empleo incluso antes de empezar.No fue hasta más tarde, sentada en aquel bote pesquero, con el chaleco salvavidas puesto y la cabeza entre las rodillas para vencer el mareo, que pensé en la posibilidad de perder algo todavía más valioso: mi propia vida.




RESEÑA 

La historia de Si El Amor Es Una Isla se sitúa en la pintoresca y todavía feudal isla de Sark, una isla ubicada en el Canal de La Mancha, donde se levanta el prestigioso Hotel Silence Hill, conocido por su apariencia del siglo XIX y su total desconexión con la tecnología. Allí solo se respira paz, tranquilidad, y —por supuesto— misterio.

Luisa, nuestra protagonista, es una joven de 17 años que llega a la isla para trabajar en Silence Hill como doncella durante un año. Lo único que tiene que hacer es acatar las reglas prestablecidas y ser una buena empleada, para así poder cobrar la paga que la ayudará a costear el tratamiento contra la enfermedad que padece su padre

Las normas del hotel son rigurosas y claras. Pero una de ellas resalta entre todas las demás: absolutamente nadie, además de la ama de llaves y la cocinera, puede si quiera poner un pie en el ala oeste. Aquella parte del hotel está pura y exclusivamente reservada al dueño del hotel, el Sr. Patrick Groen.

Muchas cosas se dicen en la isla acerca del Sr. Groen: que es mezquino, egocéntrico, y altivo; que pasa mucho tiempo en Londres, y que cuando está en Sark, elige las noches para deambular con tranquilidad y sin necesidad de esconder la máscara que lleva sobre su rostro desfigurado. Sea como sea, no hay una sola alma en Silence Hill que se atreva a desobedecer sus estrictas órdenes. Al menos hasta que Luisa llega a la isla.

“Mi padre me dijo una vez que los sueños son como el horizonte. Sabes perfectamente que, cuando te acercas un paso, él retrocede un paso. Das diez, y se aleja diez-enmudecí un instante al recordar sus palabras-. Nunca alcanzaras el horizonte, pero en eso reside su fuerza y su razón de ser. Porque el horizonte nos sirve para avanzar. Para seguir caminando, igual que los sueños…”

Este libro fue para mí lo que algunos suelen llamar “placer culpable”, y es que tiene determinados elementos que generalmente no me agradan demasiado en otros libros y que, en muchos casos, hasta me generan cierto rechazo. Sin embargo, de alguna forma que todavía no logro entender por completo, Esther Sanz se las ingenió para mantenerme un día y medio atrapada en una isla llena de misterios y una atmósfera gótica en la que daban ganas de quedarse por varios días más.

Mi principal problema estuvo con la presencia del famoso y muchas veces odiado insta-love. Ese enamoramiento casi inmediato entre los personajes es algo que usualmente no tolero, no por el insta-love en sí, sino por los inconvenientes que, a mí parecer, casi siempre acarrea: el comportamiento ilógico de los protagonistas, su completa ceguera ante situaciones obvias, reacciones desmedidas, y la aceleración de los tiempos en la narración, entre otros.

Sin embargo, como ya dije, algo en la pluma de Esther Sanz y en la forma que eligió para contarnos esta historia hizo que me fuera muy pero muy difícil soltarla. Y es que acá, señores, hay un misterio. Uno grande. Algunos pueden decirme que es predecible, y hasta yo misma adiviné casi todo enseguida, pero esa especie de certeza lejos de desanimarme, funcionó para mí como un incentivo. Era entrada la madrugada y yo necesitaba saber si las cosas eran como me las imaginaba. Y no sé si es lo que la autora pretendía, pero me pareció que eso de hacer determinadas cosas un poco obvias terminó siendo un recurso, porque el enganche —al menos para mí— está en que de vez en cuando se añaden pequeños detalles que hacen flaquear un poco esa teoría tan sólida que uno cree tener desde el principio. Me resulta muy difícil de concebir que alguien prediga hasta el más mínimo detalle desde el comienzo, o que no dude, o cambie de parecer acerca de sus sospechas más de una vez a lo largo de la historia; y eso me parece absolutamente genial.

Es el primer libro que leo de Esther Sanz, por lo que considero que su pluma merece una mención especial. Es poética y detallista, pero al mismo tiempo ligera y atrapante. La atmósfera que supo crear me resultó fascinante. Realmente me daban ganas de darme una vueltita por Sark y pasar unos días en el misterioso Silence Hill. Además, tiene un toque sensual que a decir verdad no esperaba y que, aunque me tomó desprevenida, disfruté bastante porque las escenas se condicen con lo que mencioné acerca de la narración: son apasionadas, muy cuidadas, y para nada grotescas. Aun así, me veo en la obligación de advertir que están, y que por eso mismo no se trata de un libro juvenil propiamente dicho. Sería más bien como un New Adult, si quieren tener una referencia.

En resumen, Si El Amor Es Una Isla es un libro que se puede leer tranquilamente en una sentada, y que más allá de contar con algunos elementos que pueden llegar a ser considerados cliché, o que no terminan de convencer al lector, se disfruta de principio a fin. El enganche que tiene es increíble y la pluma de la autora sinceramente maravillosa.       

Le di 4 plumitas.



A continuación un vistazo de lo que fue la Lectura Conjunta del Dream Club de Abril, con algunas opiniones. Si quieren leer más, no dejen de visitar el hashtag #ElDreamClubEsUnaIsla en Twitter.

Y recuerden que Esther Sanz estará visitando la Feria del Libro de Buenos Aires el próximo 29 de Abril. Más info por aquí ↓

SOBRE LA AUTORA

Esther Sanz es licenciada en Periodismo. Editora de profesión, su pasión siempre ha sido escribir novelas en las que el amor y el misterio se dan la mano. Si el amor es una isla es su esperado retorno tras más de un año de creativo silencio.




1 comentario:

  1. Tal cual lo que dijiste sobre el misterio y los detalles que te hacen dudar si la estas flasheando. Pero yo seguia defendiendo mi teoría a capa y espada :P Incluso antes de dormir pensaba en qué explicación tendría todo. Por eso me decepcionó un poquito que no fuera tan rebuscada la explicación (?
    Besooo

    ResponderEliminar