Reseña: Yo, Simon, Homo Sapiens - Backy Albertalli

Título: Yo, Simon, Homo Sapiens
Autor: Becky Albertalli
Editorial: Urano | Puck
Fecha de Lanzamiento: Julio de 2016 (Argentina)

Goodreads Cúspide Tematika

Sinopsis: Simon ha hecho lo impensable: ceder al chantaje de Martin. O Simon se las ingenia para que su amiga Abby salga con Martin o este. le hablará a todo el mundo de los correos electrónicos. De los correos electrónicos que Simon, escondido tras un seudónimo, intercambia con un tal Bluegreen, que es el chico más divertido, desconcertante y adorable que Simon ha conocido nunca. Y es que Simon, pese a su afición al teatro, prefiere no exponer a los focos su identidad sexual. al menos de momento. Sin embargo, seguirle la corriente a Martin no será la solución a sus problemas, sino más bien el comienzo de un enorme embrollo.¿Qué hará Martin si no consigue conquistar a Abby?¿Cómo reaccionará Abby si se entera del chantaje?¿Qué pensará Bluegreen de Simon si la intimidad de ambos queda comprometida?Y, la cuestión más importante:¿Quién demonios es Bluegreen?

¡Muchas gracias, Ediciones Urano por el ejemplar! 

RESEÑA

En el instituto Creekwood hay un solo lugar para los chismes: “Los Secretos de Creek”. Este Tumblr no es sólo el sitio donde se ventilan los secretos mejor guardados de todos los estudiantes, sino que además es el lugar donde Simon conoció a Blue.

Fue amor a primera publicación. Blue escribió algo que a Simon le llegó al corazón, y desde entonces ambos (escondiéndose bajo sus pseudónimos, obviamente) han estado intercambiando correos electrónicos.

Pero esa burbuja de amor, llena de conversaciones inteligentes y desopilantes, explota cuando Martin Addison descubre los correos electrónicos y amenaza a Simon con darlos a conocer, junto con su verdadera identidad, si no lo ayuda a conquistar a Abby, una de sus mejores amigas.

A partir de allí, Simon se debatirá entre ceder o no ante el chantaje de Martin, descubriéndose a sí mismo en el proceso, y reuniendo el valor que le hace falta para hablar libremente acerca de su sexualidad.

“O sea, mi familia es así. Todo es un dichoso secreto, porque le damos una enorme importancia a cualquier cosa. Siempre estamos saliendo del armario.”

Terminé este libro a finales del mes pasado y desde entonces estuve postergando sentarme a escribir la reseña, porque no me sentía capacitada para hacerlo sin fangirlear demasiado. Aún cuando ya pasaron varios días, mis niveles de fangirleo por el libro siguen bastante altos, pero no puedo seguir sin reseñarlo, así que ténganme paciencia, y no esperen la mejor reseña del mundo.

Sólo sepan una cosa: Si tuviera poderes sobrenaturales, y pudiera obligar a cada uno de ustedes a leer tres libros (porque, ¿a quién engaño? No podría elegir uno solo), Yo, Simon, Homo Sapiens sería uno de ellos.

Llevaba queriendo leer esta historia desde que salió en inglés y el bombardeo pro Simon inundó las redes sociales. Blogs, canales de YouTube, Instagrams, todo el mundo lo adoraba. El hype era tan pero tan grande que en un momento empezó a darme miedo de que no estuviera a la altura, pero créanme cuando les digo que el libro merece todas y cada una de sus alabanzas.

Amo, AMO, AMO a Simon Spier. La verdad es que la autora no podría haber creado a un mejor protagonista. Es inteligente, gracioso, y adorablemente apretujable. Es de esos personajes que te dan ganas de meterte adentro del libro y abrazarlo fuerte fuerte hasta dejarlo sin aire; de esos personajes que te gustaría tener de mejores amigos. (Me estoy comiendo una Oreo en su honor).

Pero no, claro, a Becky Albertalli seguramente no le alcanzaba con eso, y dijo: ¡Hey! ¿Por qué no hacer interactuar a Simon con alguien doblemente adorable, inteligente y divertido, así los corazones de los lectores explotan de fangirleo/fanboyleo? Y entonces metió a Blue en la ensalada, y pobrecitos de nosotros.

“La mera idea de hacerlo con alguien incluye a una persona que se esconda de sus novias de segundo en los lavabos el día de San Valentín, que coma montañas de galletas Oreo, que escuche música maravillosa aunque un tanto deprimente y que nunca lleve camisetas de grupos. Supongo que mi hombre ideal posee unas características muy, muy específicas.”

Se los juro, hacía tiempo que no me emocionaba tanto con una parejita literaria como me emocioné con estos dos. Leerlos intercambiar esos increíbles correos electrónicos es algo que nadie debería perderse, una bocanada de aire fresco perfecta para pasar un buen rato y olvidarse de todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

Pero aunque estos dos se llevan todos los laureles, no puedo dejar de mencionar a los personajes secundarios. Abby, Nick, Leah, la familia de Simon… todos son realmente geniales y aportan su granito de arena para que esta historia sea aún más espectacular. (Nota: hay más personajes secundarios geniales, pero no los nombro para no seguir alargando su lista de “mmm… así que ninguno de estos es Blue”)

Otra de las cosas que me adoré del libro fue la búsqueda. No saber quién cuernos era Blue, e intentar encontrar aunque sea el mínimo indicio y crear toda clase de teorías conspirativas, fue una de las mejores cosas. Disfruté tanto de las sospechas que eso, unido al fangirleo cada vez que aparecían los correos electrónicos, hicieron que fuera una bola de nervios y emoción durante todo el tiempo que me duró la lectura (lo que obviamente fue muy poco, porque se lee rapidísimo).

Literalmente sospeché de todos los personajes, y hasta dudé de los enamoramientos o la sexualidad de la mayoría de ellos, pero hubo un pequeño detalle que hizo que la identidad de Blue quedara al descubierto para mí, y cuando lo confirmé no pude evitar hacer un bailecito de la victoria y derretirme en el lugar.

Por último, tengo que decir que me encantó el final. Usualmente, en esta clase de libros donde hay un misterio, estamos acostumbrados a que la historia termina cuando el misterio se resuelve. Pero Yo, Simon, Homo Sapiens, tiene como este epílogo gigante dentro de la historia, donde la autora nos regala unas veinte o treinta páginas más. Así que si antes fangirleaba por leerlos interactuar mediante correos electrónicos, imagínense por leerlos interactuar en persona. Una locura.

“Y no puedo dejar de sonreír. Quiero decir, en ocasiones cuesta más no sonreír que hacerlo.”

En resumen, creo que no hace falta decir que se los recomiendo, pero lo voy a hacer: Se los recomiendo de acá al infinito, ida y vuelta. Léanlo, porque no se van a arrepentir.


¿5 plumitas? 10, 15, 20… Un millón.


SOBRE LA AUTORA

Es una psicóloga clínica que ha tenido el privilegio de ayudar en terapia a docenas de adolescentes inteligentes, originales e irresistibles. También ha trabajado durante siete años como codirectora de un grupo de apoyo para niños con identidades sexuales no conformistas. Vive en Atlanta con su marido y sus dos hijos, donde escribe ficción juvenil contemporánea.








4 comentarios:

  1. Oh Girl! Algo me dice que no me vas a querer spoilear quién es Blue no importa cuánto te lo ruegue.... Y bueno, habrá que aguantarse no pispear el final 😜
    Excelente reseña loca! Quedó genial. Besoooooteeeee

    ResponderEliminar
  2. Preciosaaaa reseña ♥ sabía que lo ibas a amar. Este libro es tan adorableee dnjdnd. Coincido con lo que decis del final.. es re lindo que no termine cuando se revela quien es Blue.. sino que nos den un poquito màs *-*
    Besooo

    ResponderEliminar
  3. Lo necesito =´(

    Me encantó tu reseña, pero te odio, lo quiero.

    ResponderEliminar